Translate

lunes, 21 de mayo de 2007

La muralla de Lugo



Octavio Augusto fue el primer emperador de Roma, desde el año 27 a. C. hasta o 14 d. C. Gobernó durante un período de paz, prosperidad y gran desarrollo cultural.


Octavio luchó contra los pueblos del noroeste de la Península Ibérica. En el territorio de los celtas mandó construir la ciudad de Lucus Augusti, que significa "Bosque Sagrado de Augusto".


El amurallamiento se realizó en el siglo III, cubriendo con el recinto una extensión superior a la de la misma ciudad, hasta encerrar más de 30 hectáreas, incluyendo tierras de labor dentro de la zona fortificada. Esto originó una gran muralla con ochenta y cinco torreones circulares y numerosa puertas de las que se conservan cuatro romanas, con una longitud total de 2.140 m.


Los romanos construyeron la Muralla con lajas de pizarra y bloques de granito, materiales muy abundantes en las cercanías de Lugo. Pero el núcleo de la obra es un mortero fabricado con tierra, piedra suelta y guijarros, cementado con agua. Los constructores de la Muralla encontraron en la pizarra un elemento similar a sus ladrillos de cerámica y utilizaron el granito sobre todo para reforzar las torres que flanqueaban las puertas.


Para entrar y salir en el recinto amurallado se utilizan diez puertas, cinco antiguas y otras tantas modernas. Estas últimas fueron abiertas a partir de 1853 por necesidades del crecimiento urbano. Seis de ellas son peatonales, mientras en las otras cuatro se permite la circulación de tráfico rodado.


Todo el paseo de ronda de la Muralla es de uso público y libre, es un auténtico lujo para los paseantes disponer de una calle circular, de más de dos kilómetros de largo, en un nivel elevado en algunos tramos hasta ocho metros. Es un paseo peatonal al que se accede por cinco escaleras y una rampa, todas ellas modernas, construidas a partir del siglo XVIII. Hasta esa fecha, la entrada al monumento se producía por escaleras primitivas, hoy clausuradas o desaparecidas, y por otras no romanas que fueron sustituidas por las actuales.


Hoy, la muralla de Lugo es uno de los grandes atractivos turísticos de la ciudad. En 1921 la muralla fue declarada Monumento Nacional, y en el año 2000 la UNESCO le concedió el título de Patrimonio de la Humanidad.

5 comentarios:

  1. Vanessa y Laura B23 de mayo de 2007, 9:56

    A nosotras la muralla de Lugo
    nos pareció muy bonita y al mismo tiempo muy interesante.

    ResponderEliminar
  2. La muralla esta muy bien conservada para los siglos que tiene.

    ResponderEliminar
  3. Mi compañero Pablo y yo nunca fuimos a las murallas de Lugo pero por lo que nos dijo la profe ya nos la imaginamos. Nos gustó mucho la entrada.

    ResponderEliminar
  4. Nos parece muy interesante todo...
    en el siglo que se construyó.etc
    a mi compañera Fani y a mi nos interesa mucho ese tipo de arte.

    ResponderEliminar
  5. A mi me parece muy bonita la muralla de Lugo,y muy interesante.

    ResponderEliminar